El porqué del éxito de las Picas del As

IMG_20170812_202916

Simplicidad, sentido común y transparencia. Las Picas del As son el sistema de puntuación más exitoso de los juegos de fútbol fantasy en España. Llevan muchos años siéndolo. A pesar de la multitud de alternativas que han ido proliferando en los últimos años, las famosas Picas han mantenido su hegemonía.

 

Sencillo e intuitivo

Las Picas del As constituyen un sistema de puntuación simple e intuitivo. Un jugador necesita poco tiempo para aprender el sistema. Las Picas permiten evaluar la actuación de cada jugador de forma aproximada, en función del juicio de un experto en fútbol, teniendo en cuenta todos los detalles que se consideren necesarios (importante: sean cuantificables o no). Y como todo futbolero lleva dentro un “experto”, todo usuario que ve un partido es capaz de creerse cronista e imaginar una posible puntuación entre 0 y 3 picas (en ocasiones excepcionales, 4 picas). En definitiva, es fácil para mucha gente “conectar” con el sistema de puntuación de las Picas. Por el contrario, ponerse en la piel de un algoritmo estadístico es mucho más complicado. Sobre todo, si no se sabe cómo funciona, qué parámetros cuentan y cuánto cuentan, y cuáles no. Las Picas son sencillas y transparentes.

 

Subjetividad y justicia

Las Picas han sido muy criticadas por la subjetividad de los cronistas. Esto ha llevado a algunos a considerarlas injustas.  ¿Entonces, por qué tanto éxito en comparación con los sistemas basados en estadística?
Para empezar, siempre habrá críticas, en cualquier sistema. Es y será imposible crear un sistema que satisfaga absolutamente a todo el mundo. La clave del éxito está en la transparencia de los cronistas. Es posible hacerse una idea del juicio de cada cronista y tener esto en cuenta a la hora de comprar y alinear. Algunos gustan más y otros menos. Pero hay transparencia y cierta consistencia en el criterio de un mismo cronista a lo largo de la temporada. Quizá la crítica más válida al sistema de Picas es la posibilidad de encontrar extremos: un cronista extremadamente generoso o rácano. Sin embargo, estos casos son excepciones y no la regla. Además, una vez que te das cuenta, es sólo un factor más a tener en cuenta y que da juego.

La personalidad y variedad de los cronistas añade un factor interesante más al juego, fomentando además debates futbolísticos “humanos” (¿Quién habla de fútbol exclusivamente utilizando estadísticas?).

 

¿Hay algún sistema objetivo?

Para empezar, incluso el sistema de puntos estadístico más objetivo jamás creado podría parecer injusto, porque hay cosas que a la estadística se le escapan. ¿Cómo se valora que un jugador dé un pase antológico o marque un gol de bandera? ¿O que otro se mueva continuamente generando espacios para sus compañeras? Es muy difícil cuantificar todos los aspectos del juego. Y, por si fuera poco, para introducir una estadística (por ejemplo, % de acierto en pases) en un algoritmo, hará falta un juicio subjetivo de una persona que asigne a esa faceta del juego un peso determinado dentro del algoritmo. Por tanto, un algoritmo no es más que el juicio de un “cronista” (el creador del algoritmo) automatizado para evaluar siempre igual en base a parámetros cuantificables. En otras palabras, un algoritmo es “subjetividad automatizada”.

Así, la diferencia entre un sistema de estadísticas y las Picas del As no radica tanto en la subjetividad como en la cuantificación y constancia de dicha subjetividad. Por experiencia propia desarrollando algoritmos en Economunio, y como hemos reconocido siempre en nuestra página, ¡un algoritmo es siempre subjetivo!

 

Juegos de masa

El éxito de un juego de fútbol fantasy requiere un número de seguidores muy alto. Cuando la comunidad de usuarios es amplia, más probable será que el mercado funcione adecuadamente. Es fácil darse cuenta de que parte de lo que te atrae de tu fantasy es que participas junto con muchísimas personas más. Para que esto sea posible, hasta ahora se ha demostrado que el sistema de puntos debe ser, de nuevo, sencillo, transparente e intuitivo.

 

Resumen

Para nosotros es muy fácil comprender el éxito de las Picas del As. Simplicidad, transparencia, intuición, sentido común y “humanidad”. La diversión está garantizada. No cabe duda de que seguirá siendo nuestra opción favorita y la de muchísima gente.